UN ROBOT EN EL ESCAPARATE

TOKIO.

En un escaparate de Tokio se ha celebrado San Valentín con la instalación de un maniquí robotizado capaz de interactuar con los clientes. El experimento ha sido realizado en los grandes almacenes Takashimaya, por el famoso diseñador de robots de la universidad de Osaka, Hiroshi Ishiguro.

Este maniquí-robot es parte de la serie de androides Geminoid, que tienen hasta 60 diferentes expresiones faciales. Las respuestas de estos robots se activan a través de detectores de movimiento, gracias a la tecnología Kinect. Como curiosidad, estos robots cuando no reciben ninguna señal o estímulo exterior comienzan a bostezar.

En el año 2010 uno de los robots de esta serie ya actuó en la obra de teatro, Sayonara, del director Oriza Harata. El profesor Hiroshi Ishiguro, afirma que llegará el día en que las personas se enamorarán de los androides, cuando éstos sean capaces de reproducir las emociones que caracterizan a la raza humana. De momento, y hasta que confirmemos las palabras de Ishiguro, nos queda preguntarnos, ¿conseguirán vender más estos maniquíes que los tradicionales?.

Foto/Vídeo: CScout Japan.

 

Vishop Magazine © 2018 All Rights Reserved

Diseño, Visual Merchandising e Interiorismo comercial.

Powered by fyuns