BURNING MAN

NEVADA.

Una escultura bulbosa de los arquitectos Bjarke Ingels y Jakob Lange, un templo ornamentado y una pasarela hecha de plástico reciclado del océano se presentaron en el festival anual Burning Man en el desierto de Black Rock en el oeste de Nevada.

El evento ha tenido lugar por primera vez desde el inicio de la pandemia de Covid-19, durante la cual se realizó en modadalidad virtual. Burning Man regresa este año con una diversa gama de instalaciones. El festival es quizás mejor conocido por la efigie de un hombre que se quema en la última noche del evento de una semana.

Con el objetivo de no dejar rastro y funcionar sin moneda oficial, los participantes se reúnen en la colección de campamentos y arte denominada colectivamente Black Rock City y deben traer, construir y deconstruir las instalaciones en las condiciones del desierto. Cada diseñador debe planificar la instalación y el envío de sus materiales debido a las operaciones descentralizadas del festival, que cuenta con más de 70.000 asistentes.

Fotos: Burning Man Festival.

Vishop Magazine © 2022 All Rights Reserved

Diseño, Visual Merchandising e Interiorismo comercial.

Powered by fyuns