LA FUENTE INFLABLE DE LOS DESEOS

PARÍS.

La Monnaie de Paris ha dado carta blanca a la artista Bina Baitel para imaginar una fuente en el Cour d’Honneur de su establecimiento histórico en el centro de París.

Haciéndose eco de la exposición actual “Monnaies et Merveilles” que presenta los rituales en torno a la moneda en todo el mundo, Bina Baitel imaginó la Fuente inflable con los deseos. La fuente convoca a un ritual occidental aún muy arraigado en nuestras sociedades, que consiste en arrojar una moneda a una fuente de agua para atraer la suerte y la fortuna.

Inspirada en los principios constructivos de las fuentes urbanas y los objetos hinchables, este proyecto se inscribe en una reflexión sobre la representación de los códigos arquitectónicos e industriales en el imaginario colectivo. El lenguaje arquitectónico se toma así prestado tanto de la fuente monumental, elemento común del paisaje urbano desde el Imperio Romano, como de la piscina hinchable, objeto familiar en las casas desde mediados del siglo XX, fruto del progreso tecnológico y la aparición de plástico.

La fuente, formada por boyas superpuestas entre sí, está deliberadamente subrayada por la silueta de una fuente clásica cuya agua brotaría de un estanque elevado por su pedestal a un gran estanque de agua. En lugar de un edificio robusto y duradero, se erige una estructura temporal y transportable gracias a un material flexible y ligero.

La fuente, una fuente de agua que por definición no se puede desalojar, se convierte en un objeto móvil. En la encrucijada del objeto funcional y la escultura contemplativa, la instalación cuestiona los nuevos límites entre el cambio tecnológico y la construcción común. «La Fuente Inflable de los Deseos» ofrece un diálogo con la Monnaie de Paris, en primer lugar por su forma, que remite a los códigos arquitectónicos clásicos del edificio, por su color dorado que hace eco de las tonalidades del metal, y por su apropiación de los procesos industriales.

Monnaie de Paris es la institución francesa más antigua y una de las empresas más antiguas del mundo. Realiza la misión de servicio público de acuñar euros corrientes para Francia y también produce moneda extranjera.

Fotos: Bina Baitel.

Vishop Magazine © 2022 All Rights Reserved

Diseño, Visual Merchandising e Interiorismo comercial.

Powered by fyuns