UN SOFÁ DE MASCARILLAS

PERGINE VALSUGANA.

El diseñador Tobia Zambotti se ha propuesto captar nuestra atención con un proyecto que habla de los nocivos efectos ambientales que está provocando el uso de mascarillas para prevenir la propagación del COVID-19.

Muchas de estas mascarillas están hechas de capas de plástico y están diseñadas específicamente para ser de un solo uso, y dado que se consideran desechos médicos y no se pueden reciclar a través de instalaciones de reciclaje convencionales, las máscaras, y su basura generalizada estan presentes en calles o playas de todo el mundo.

El diseñador italiano ha creado el ‘sofa-19’ como una forma creativa de resaltar el problema medioambiental y ha involucrado en su proyecto a los habitantes de Pergine Valsugana, una pequeña ciudad cerca de Trento en el norte de Italia. Zambotti pidió a los habitantes que recogieran de forma segura máscaras desechables tiradas en las calles y alrededor de las instalaciones médicas. Se pudieron conseguir unos metros cúbicos de máscaras y se desinfectaron a fondo con ozono, antes de convertirse en un relleno inusual para un puf de sofá modular de PVC de cristal reciclable. Desde una perspectiva estética, debido al color «helado» de la mayoría de las máscaras desechables, Zambotti dio forma a los pufs del sofá para imitar las características irregulares de un iceberg, un símbolo del calentamiento global.

Vishop Magazine © 2021 All Rights Reserved

Diseño, Visual Merchandising e Interiorismo comercial.

Powered by fyuns